Cita a ciegas con… Mieke Bal. Capítulo 5

Print Friendly

Mieke Bal, Conceptos viajeros en las humanidades. Una guía de viaje, Murcia, CENDEAC, 2009.

Capítulo 5. Performance y performatividad

“Entre los juguetes de la memoria, el tiempo es particularmente importante. El tiempo es el lugar donde se produce la subjetividad: a lo largo del tiempo, en el tiempo, con tiempo.” (p.229)

“«Cada vez»: momentos únicos, como si el tiempo no fuera una sustancia pegajosa, como si fuera posible conjurar de la nada actos originales; en otras palabras: como si, a pesar de todo, los sujetos que actúan pudieran ser amos-creadores.” (p.236)

“Si la memoria es actuar, escenificar la ocurrencia de esos actos es performar –en el sentido de performatividad- a través de una performance. Esta performance consiste en una situación cultural en la que todos los participantes están, necesariamente, actuando en esos actos. Es decir, el mostrar ya no puede concebirse como un espectáculo «en la tercera persona del presente», dispuesto ante nosotros sobre un escenario y separado de nosotros por una cuarta pared. Es por esto por lo que (…) la performance, como mínimo, requiere performatividad, algo que se vuelve evidente tan pronto como la memoria pasa a primer plano.” (p.248)

“Entre las muchas trampas de la memoria, la ilusión de una coherencia narrativa es la más importante. La presencia narrativa, sus performances y su performatividad -en síntesis, su presencia como fuerza cultural que afecta a las vidas de los sujetos-, no puede ser sobreestimada. Es al mismo tiempo una herramienta indispensable y un arma peligrosa.” (p.254)

Deja tu comentario

 
+(reset)-