Un cuento de Basilea

Print Friendly

He visitado Art Basel y en lugar de una crítica lo que traigo es un cuento:

El manto rojo, el perfil, el pliegue de la tela, el gesto serio, concentrado. Esta es la unidad a repetir, a coleccionar.

En la casa del jardín de los cerezos (Haus Zum Kirschgarten) en Basilea, las Fabiolas repartidas por todas las estancias, los frutos rojos salpicados por las paredes.

En el último piso se reunen los juguetes de los niños, casas de muñecas, palacios dentro de un palacio.

En una de las habitaciones encontramos algo familiar, un regalo.

Una última cereza.

 

Chisco Villar.

 

 

 

Deja tu comentario

 
+(reset)-