3 visitas, 10 días, 10 de la mañana

Print Friendly

Festival In-Presentable

Las expectativas acaban obligando a la realidad a ser de una sola manera  imponiendo unos límites rígidos a lo que puede suceder. Ejercer este tipo de fuerza sobre el mundo tiene un precio: el grupo de invitados, más numeroso que los días anteriores,  llegó a la puerta y se encontró con mi ausencia. Esperaban que una voz autorizada les guiara e hiciera de intermediario entre ellos y las imágenes. Y se encontraron solos en el gran museo sin nadie que lubricara sus miradas. No les quedó otra que tragarse el miedo y lanzarse a caminar por si mismos. A algunos mi ausencia les sirvió de estímulo para descubrir el camino que solo a ellos les tocaba recorrer. Mientras que a otros les dejó enganchados en la expectativa incumplida y durante varias horas habitaron en la frustración. Cada uno tuvo lo que más le convenía. Entre tanto, yo vigilaba sus movimientos llenos de incertidumbre utilizando las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad. Mi ausencia no pasó por deshacerme de mi cuerpo sino por convertirme todo yo en ojo.

 

Jaime Conde-Salazar

Deja tu comentario

 
+(reset)-