Postal #5

Print Friendly

Querida Ulrike:
Sigo en Alonissos. Me he dado cuenta de que no quiero comprar nada y no quiero instalarme en ningún lugar. Ni aquí, ni en Berlin. Estoy en tránsito y, de momento, lo que tiene sentido para mí es continuar el viaje. He conseguido una barquita con motor. La isla es grande y lleva todo el día rodearla. Por tierra o por mar, lo único que se puede hacer en las islas es dar vueltas. Y esto hace que aquí se piense de otra manera: cuanto más quiera alejarse uno,  más rápido llegará al punto del que había partido. Estoy en Grecia, lejos de ti y tengo la sensación de no haber entendido nada.
No hago otra cosa que ver rocas,
Thomas

Traducción: Valeria Velázquez

Deja tu comentario

 
+(reset)-