¡Ésto sí que es una performance!

Print Friendly

benedicto

TÍTULO: Declaratio 11/02/2013
AUTOR: Benedicto XVI
LUGAR: Aula Pablo VI. Ciudad del Vaticano (Italia)
DURACIÓN: Lo que se tarda en leer una declaración de once líneas escritas en latín
ACCIÓN: Este es el momento para el que te has estado preparando toda tu vida. Tienes que revestirte de todos tus talentos, ponerte todos tus oropeles, demostrar que estás a la altura de tu destino y hacer frente a la oscuridad que se despliega vestida de rojo y púrpura en el banco corrido que tienes frente a ti. Desde el primer momento supiste que la manera de ganar la partida era permanecer en la invisibilidad de su ignorancia, que fueran incapaces de saber de dónde les venían los tiros. Por mucho que ellos insistieran, el campo de batalla no estaba en los balcones, ni en las masas, ni en las alcaldesas, ni en los poderosos vestidos de beatas. Eras consciente de que tu poder no residía en ninguno de los lugares reservados para ti.  Estos ocho años no han sido otra cosa que la preparación de este momento. Venga, dilo, pronuncia todas esas todas esas palabras suenan a conjuro y sella tu alianza con la muerte. Después de esto, ya no podrán abusar de ti, ni humillar tu cuerpo ayudados por la Ciencia y protegidos por la oscuridad del palacio. Has cruzado el umbral si dejar de mirarles a los ojos, has ejecutado tu propia muerte y, al hacerlo, has aniquilado sus ejércitos. Ya nunca más nadie podrá ocupar el lugar que tú heredaste porque, al llevarte a la muerte contigo, la cadena se ha roto para siempre. Todos los que vengan a partir de ahora, serán ilegítimos, puros señuelos cuyo poder dependerá de su capacidad de reconocerse bastardos y de utilizar la ligereza y la fuerza propia de los que no le deben nada a nadie y no tienen miedo a nada. Por fin, acabó el tiempo de la tibieza y la blandura (Ap. 3, 16).

Jaime Conde-Salazar

2 respuestas a “¡Ésto sí que es una performance!”

  1. Sonia dice:

    Este pacto con la muerte convierte al Papa saliente en un aliado del demonio? O lo sitúa del lado de aquel otro hijo de Dios que se dejó sacrificar para que su discurso se consagrara como palabra de su pueblo?

  2. Eduardo dice:

    Esto sí que es la performance de las performances de todas las performances

Deja tu comentario

 
+(reset)-